¡Compártelo!

Ante este confinamiento por el coronavirus, es difícil no caer en el picoteo y atracar la nevera continuamente. Nuestra ansiedad puede aumentar y, en la mayoría de los casos, eso te puede llevar a comer de forma compulsiva. Por eso es importante elegir bien y llenar la despensa de snacks saludables que nos ayuden a mantener el peso.

Además es recomendable seguir algunas pautas que te ayuden a relajarte, como hacer tareas en casa o realizar algún ejercicio de relajación. En cualquier caso, si te asaltan las ganas de comer es preferible que elijas snacks saludables como los que te proponemos en este artículo.

Consejos para elegir snacks saludables

Solo hace falta tener en cuenta ciertas pautas para elegir snacks sanos cuando el hambre acecha. Una sabia elección te ayudará a no ganar peso durante la cuarentena, cuando la actividad física baja considerablemente. Te recomendamos:

  • Controlar las porciones: no dejes la bolsa abierta a tu lado. Pon en un plato la cantidad que vayas a comer.
  • Elegir snacks que sean ricos en fibra: como las frutas, las verduras, los frutos secos como las nueces, etc.
  • Elegir snacks a base de proteína: lácteos como el queso de Burgos (mejor desnatado), el yogur griego, o el pollo.
  • Mira las etiquetas: por mucho que un snack prefabricado te parezca saludable, o lo ponga en la etiqueta, puede ocultar azúcares e ingredientes no recomendables. Lee siempre la etiqueta, ahí aparece toda la verdad.
  • Ojo a las bebidas: no consumas bebidas azucaradas. Se beben rápido y contienen una cantidad enorme de azúcar. Tanto las bebidas artificiales como los zumos, batidos y smoothies.

Ideas de snacks saludables para no engordar durante el confinamiento

Te dejamos unas cuantas recetas de snacks saludables para mantener tu peso durante este confinamiento por el coronavirus:

  • Yogur con fruta y chía: la chía es una semilla rica en fibra que cuando entra en contacto con el agua, formará un gel. Por eso puedes utilizarla para dar más consistencia a postres, yogures, etc. Tiene un gran poder saciante. Pon una cucharada de chía en un yogur y añade unos trocitros de fruta, ¡delicioso!
  • Pera con semillas y coco: simplemente corta una pera a dados, espolvorea con coco rallado y un mix de semillas como por ejemplo girasol, amapola, sésamo tostado, lino y chía.
  • Limonada casera: recuerda que muchas veces confundimos la sed con el hambre así que no olvides hidratarte. Para elaborar esta bebida diluye el zumo de un limón con agua fría. Si necesitas un punto de dulzor, usa edulcorante sin calorías como la stevia. Puedes hacer variaciones agregando hojas de menta fresca o pepino laminado finamente.
  • Chips de zanahoria y calabacín: Pela los vegetales y córtalos en láminas finas. Mezcla con las especias y hierbas aromáticas que más te gusten, por ejemplo orégano, pimienta blanca, romero y pimienta negra recién molida con un poco de aceite de oliva virgen extra. Dispón las rodajas bien extendidas encima de la placa de horno forrada con papel vegetal y hornea unos 20 minutos a 110-150ºC vigilando de vez en cuando para evitar que se quemen.
  • Chips de kale: esta verdura está deliciosa si la pones al horno, con un chorrito de aceite y sal. Obtendrás chips crujientes y mucho más saludables que las típicas patatas fritas de bolsa.
  • Piña a la plancha: Corta la piña en cuñas o en rodajas y pásala por la sartén engrasada bien caliente. Puedes tomarla al momento, recién hecha, o si la prefieres fría puedes rociarla con la limonada casera que hemos explicado antes y reservarla en la nevera para cuando te apetezca.
  • Pancake rapidísimo: Y es que sólo contiene dos ingredientes: plátano y huevos. Tritura un plátano junto a dos huevos. Vierte la masa en una sartén antiadherente previamente engrasada, tápala y en unos minutos gira el pancake. Puedes tomar tu pancake con un poco de cacao puro o algarroba molida tamizada por encima.
  • Gofres de espinacas: Tritura 40g de copos de avena con un huevo, medio vaso de leche o bebida vegetal no azucarada, un puñado de espinacas y una pizca de levadura en polvo. Vierte en un molde de silicona para gofres y hornea hasta que tus muffins estén listas. Si deseas hacer la versión dulce basta con aderezar con un poco de canela y stevia al gusto.
  • Muffins de frambuesas: Pon dos o tres frambuesas en cada molde de magdalena, vierte por encima la masa de triturar un plátano y dos huevos, llenando un poco más de medio molde. Hornea a 180ºC durante 15 minutos y ya tienes tu snack listo.
  • Fresas con limón: Lava y corta las fresas, rocía con abundante jugo de limón y macera en la nevera durante toda la noche en un tarro bien cerrado. El toque ácido ¡te dará energía!
  • Gelatina natural con fruta: las gelatinas de supermercado suelen contener grandes cantidades de azúcar. Elabórala tú mismo con hojas de gelatina natural y fruta triturada.
  • Manzana con requesón: en un bol pon un poco de requesón desnatado y añade unos dados de manzana. Puedes completarla con canela.
  • Edamame: esta verdura tan presente en la comida japonesa es un excelente snack para picar entre horas. El edamame es la vaina de la soja y es un estupendo picoteo rico en antioxidantes.
  • Fingers de berenjena con semillas: Precalienta el horno a 160ºC y corta las berenjenas en forma de patatas fritas, un poco gruesas ya que luego se encogen. En un bol (bol 1) coloca semillas de lino molidas, sésamo, pimienta, ajo en polvo y sal. Y en otro bol (bol 2) coloca dos huevos y un chorro de leche o bebida vegetal. Pasa las berenjenas por el bol 1, por el bol 2 y luego otra vez por el bol1. Colocalas en la bandeja del horno sobre papel de horno y dejalas 30-35 min hasta que queden doradas. ¡Sacalas y acompañalas con la salsa que más te guste!
  • Bolitas de queso y arándanos cubiertas de almendras tostadas: Pica las almendras y tuestalas con una pizca de sal, moviendolas a menudo. Cuando estén tostadas retiralas en un bol. Pica los arándanos, añade el queso y haz bolitas con la mezcla. Para finalizar, rebózalas en las almendras tostadas y listo. ¡Dejalas un rato en la nevera, frías están más ricas!
  • Plátanos deshidratados: Coloca el plátano cortado en rebanadas sobre una bandeja cubierta con papel de hornear. Usando una brocha, cubre ligeramente la superficie del plátano con aceite y espolvorea sal al gusto. Hornea unos 15-20 minutos a 190ºC hasta que queden de un color dorado. Ten cuidado porque después de los 15 minutos pasa de tostado a quemado muy fácilmente. Deja enfriar por completo ¡y a disfrutar!
  • Brochetas de tomates cherrys: Coge unos cuantos tomates cherrys de colores y combínalos con queso mozzarella una hoja de espinaca o albahaca ¡listo!. Una receta super fácil y repleta de nutrientes.
  • Paté de tomate y almendras: Coloca en un recipiente unos 80 gr de tomates secos (hidratados previamente) un puñado de almendras, un poco de orégano o alguna especia que te guste para darle sabor y un chorrito de aceite. Lo picamos todo hasta que tenga textura de paté y ya lo tenemos listo para acompañar con unos palitos de apio o zanahoria.
  • Tostada de boniato con tomate y rúcula: Corta el boniato en láminas finas, deben tener medio centímetro de espesor aproximadamente y colócalas en la tostadora. Cuando estén tostadas, añadele encima unos tomates cherrys cortados y rúcula. También le puedes añadir queso fresco o aguacate. ¡Listo para servir!.
  • Barritas caseras de cereales y manzana: Precalienta el horno a 180ºC. Mientras se calienta, lava y corta la manzana en dados muy pequeños y mézclalo con algunas semillas, aceite de oliva y miel. Remuevelo hasta obtener una masa viscosa. Coloca la mezcla bien repartida en una bandeja con papel de horno y hornea durante 15 minutos. Cuando esté lista, deja enfriar y corta la masa en barritas individuales.
  • Galletas de plátano y avena: súper fáciles. Simplemente tienes que machacar un plátano y mezclarlo con 25 gramos de copos de avena. Añade un poquito de canela y reparte la masa en porciones del tamaño de una galleta. Hornéalas 15 minutos y listo!
  • Garbanzos crujientes: solo necesitas garbanzos, aceite y especias al gusto. Mezcla los garbanzos con especias como el comino o el pimentón y añade un poquito de aceite de oliva. Pon los garbanzos en una bandeja y hornea 30 minutos a 180º.

Recuerda que además de todas estas ideas de snacks saludables también existen opciones más sencillas. Fruta fresca, yogur desnatado o natural con cachitos de fresa, un vaso de kéfir, un vaso de leche o bebida vegetal no azucarada con canela, una tostada con aguacate y pimentón dulce, un sandwich de queso fresco y tomate laminado, una rebanada de pan integral con pimiento asado y sardinillas, un puñado de nueces con una infusión, etc. ¡No tienes excusa para no llevar una alimentación saludable!

La app para elegir snacks saludables

Si buscas una app que te ayude a llevar una alimentación saludable, la que necesitas es myHEALTH WATCHER. Nuestra app te recomendará alimentos de forma personalizada, en base a tus alergias, intolerancias y enfermedades. Porque cada persona es diferente, te recomendamos los mejores alimentos en función de tu salud. ¡Descárgala y empieza a cuidarte de verdad!

   

 

¡Compártelo!

Deja un comentario

¡Compártelo!
¡Compártelo!