¡Compártelo!

Tanto las personas con síntomas leves compatibles con la enfermedad COVID-19, como los contactos estrechos a estas personas con las que conviven, deben aislarse del resto de personas y tomar las medidas que les indiquen los profesionales sanitarios. El objetivo fundamental de las medidas de aislamiento es mantener aislado el virus y evitar la propagación de la infección.

Los profesionales sanitarios son los que deciden si la persona puede tener coronavirus y por tanto es candidata al aislamiento domiciliario (casos confirmados, posibles y contactos estrechos), evaluando los criterios clínicos y las circunstancias del entorno sanitario y social. Los profesionales sanitarios estarán en contacto con la persona afectada y harán seguimiento.

¿Cómo aislar en casa a un posible contagiado por coronavirus?

Las condiciones de la vivienda deben permitir el aislamiento de la persona en una estancia bien ventilada y si es posible, la disponibilidad de un baño propio. La persona aislada debe estar disponible para las evaluaciones médicas necesarias y tanto ella como sus convivientes deben ser capaces de aplicar de forma correcta y consistente las medidas básicas de higiene, prevención y control de la infección. Los servicios sanitarios les proporcionarán todas las indicaciones necesarias.

Contactos estrechos del posible enfermo

Se consideran contactos estrechos con el posible contagiado por coronavirus, las siguientes personas:

  • Cualquier persona que ha proporcionado curas a un caso probable o confirmado de coronavirus mientras el caso presentaba síntomas: personal sanitario que no ha utilizado medidas de protección adecuadas, familiares o personas que tengan otro tipo contacto físico similar.
  • Cualquier persona que ha estado en el mismo lugar que un caso probable o confirmado de coronavirus mientras el caso presentaba síntomas, 15min o más y a una distancia inferior a 2m.
¡Compártelo!

Deja un comentario

¡Compártelo!
¡Compártelo!